Elecciones en Bolivia (Fuente externa)

LA PAZ, Bolivia .- Las primeras cinco horas de votación de las elecciones generales que se celebran este domingo en Bolivia transcurrieron en calma y sin incidentes mayores, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En declaraciones a Efe, el vocal del TSE Marco Ayala afirmó que, salvo incidentes menores, la mañana se caracterizó por la calma con que se están desarrollando los comicios, lo que muestra que los bolivianos están viviendo "una fiesta democrática".

Según el vocal, hubo algunas dificultades en cuanto a los procedimientos, pero ya han sido subsanadas.

Ayala resaltó el trabajo que están realizando los más de 164 mil jurados electorales en el país, así como la vocación democrática de los votantes que han acudido a las urnas hasta el momento.

Más de seis millones de bolivianos residentes en su país y en otras 33 naciones están llamados a votar este domingo para elegir al presidente y vicepresidente por un período de cinco años.

En Bolivia también se votará para renovar al Congreso, mientras que los residentes en el exterior solo elegirán a los gobernantes.

Según Ayala, la votación y el recuento ya terminaron en países como Japón, China, India e Irán, que ya enviaron sus actas digitalizadas a La Paz, mientras que en Europa, las mesas electorales ya cerraron y comenzó el conteo de votos.

En Bolivia, los colegios electorales deben permanecer abiertos durante ocho horas continuas.

La sala plena del TSE instalará una sesión a las 6:00 de la tarde para el inicio del cómputo y escrutinio del voto en el exterior.

Se prevé que el órgano electoral presente un informe con los primeros resultados de las elecciones a las 8:00 de la noche.

El actual presidente, Evo Morales, favorito a ganar los comicios, aspira a la reelección para un tercer periodo hasta 2020 y se enfrenta al empresario Samuel Doria Medina, el exmandatario Jorge Quiroga (2001-2002), el exalcalde de La Paz Juan del Granado y el indígena Fernando Vargas.

Cerca de doscientos observadores de una decena de instituciones internacionales vigilan el desarrollo de las elecciones bolivianas.

Las delegaciones más grandes son la de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).