Pero no queda ahí, y es que segundos después del hecho buscaba ayuda y fue arrollado por una motocicleta.

COLOMBIA.- Un joven de 21 años está vivo prácticamente de milagro, gracias a una oportuna intervención quirúrgica para extraerle la bala de un disparo que recibió en la cabeza durante un atraco.

Pero no queda ahí, y es que segundos después del hecho buscaba ayuda y fue arrollado por una motocicleta.