El grupo cargó el dinero en vehículos y siguiendo el plan establecido se dirigieron al Palacio presidencial pues allá iba a tomar posesión el nuevo presidente de Haití, al que supuestamente debían proteger.

COLOMBIA.- Caracol Noticias indicó que el asalto a la residencia de Jovenel Moise duró alrededor de 30 minutos y que luego de asesinar al presidente los mercenarios buscaron dinero y objetos de valor.

Antes de la operación, dice el informe, les habían avisado que Moise tenía entre 18 y 45 millones de dólares en su casa, y en la habitación encontraron dos maletas y tres cajas al parecer cargadas de billetes.

El grupo cargó el dinero en vehículos y siguiendo el plan establecido se dirigieron al Palacio presidencial pues allá iba a tomar posesión el nuevo presidente de Haití, al que supuestamente debían proteger.

La retirada hacia el Palacio presidencial la coordinaba el sargento retirado del Ejército Duberney Capador, quien resultó muerto en los hechos, al igual que Miguel Guillermo Garzón y Mauricio Javier Romero.

"Capador nos llevaba para el Palacio, que porque en el Palacio nos iban a proteger, y estaba la Policía y nos iba a proteger", narró quien dice ser Yarce.

Detalló que en el camino se encontraron con unos vehículos atravesados en la carretera por lo cual tuvieron que detenerse y bajarse.

Posteriormente la Policía haitiana les bloqueó el paso con camionetas y tanquetas, ante lo cual el grupo se refugió en una casa de la que fueron desalojados con gases lacrimógenos.

El magnicidio de Moise fue cometido, según las investigaciones, por un comando de 26 mercenarios que irrumpió en la residencia presidencial sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban al mandatario.

Según los últimos datos de la Policía, 44 personas están detenidas, entre ellas 12 miembros de esa institución, así como 18 colombianos, en su mayoría militares retirados, y seis haitianos, tres de ellos nacionalizados estadounidenses.