“Muchos de estos soldados rusos enviados a Ucrania son reclutas, nunca antes habían estado en combate"

Redacción Internacional.- Algunos militares rusos comienzan a desertar y se rinden, siendo detenidos por fuerzas ucranianas, esto a causa de una baja moral en el Ejército ruso, que amenaza con complicar el objetivo de invasión a Ucrania del Presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Los jóvenes soldados denuncian entre lágrimas que nunca fueron informados de que irían a la guerra y a cientos de kilómetros, en Moscú. Un comité independiente ayuda a madres rusas a rastrear a sus hijos para saber si aún siguen con vida.

“Un soldado ruso se rindió. Los ucranianos le dieron té, comida y le permitieron llamar a su madre por video. Rusia está enviando a niños de 20 años a morir aquí,miles de ellos. Gracias a Dios los ucranianos no han perdido su dignidad y humanidad”, escribió la periodista ucraniana del diario Kyiv Independent a través de su cuenta de Twitter.

Las tropas desplegadas por el Kremlin desde hace semanas en las fronteras y que desde el jueves han avanzado hacia Kiev, están enfrentando una serie de dificultades. A las duras condiciones climáticas, los soldados en su mayoría jóvenes veinteañeros y sin experiencia en combate, enfrentan la escasez de alimentos, agua y combustible, lo que los obliga a abandonar vehículos y equipamiento en el camino.

En el último reporte emitido por el gobierno ucraniano, en siete días desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, registran 5.840 pérdidas de rusos. Cuatro días después de la ofensiva, el Kremlin señaló que tienen fallecidos entre sus filas sin entregar una cifra.

En medio del drama desatado por la guerra, la ONG Comité de Madres de Soldados intenta contactar a militares rusos para tranquilizar a sus familias. La organización denuncia que cada día son más las personas que llegan a sus oficinas buscando respuestas, denunciando que no se les informó que serían enviados a una operación militar especial y rechazando la ausencia de información gubernamental.

De acuerdo al diario británico The Guardian, entre las llamadas que recibe la ONG, madres de soldados enviados al frente advierten que sus hijos están solicitando a los oficiales salir de la zona de conflicto, peticiones declinadas por los altos mandos. Los expertos explican que Putin solo informó a los oficiales de alto rango la invasión, lo que revela la falta de preparación de las tropas y que podría impactar a los soldados dada la ausencia de entrenamiento psicológico para afrontar los ataques, el rechazo social y la destrucción a su paso.

Ante el paso de los días, el Comité de Madres de Soldados decidió también comenzar a recuperar los cuerpos de soldados fallecidos. Una filtración de audios de una militar rusa de la 35º Brigada de Fusileros Motorizados de la Guardia de Rusia enviada al grupo de WhatsApp “Brigada de Tanques” obtenida por el diario Kyiv Independent, señala que la mujer alerta en un mensaje de voz que su grupo fue “totalmente destruido en Ucrania. Solo sobrevivieron 18 de 150 militares”.

Además, la soldado describió que las autoridades rusas enviaron el primer lote de 45 ataúdes y que los cadáveres están siendo enviados a casa en secreto.

Madres desesperadas

En un intento por buscar soluciones pacíficas al conflicto, el Ejército ucraniano realizó una invitación hoy a todas las madres de soldados rusos capturados para que viajen hasta Ucrania para buscarlos y llevarlos a sus hogares. En un comunicado, el Ministerio de Defensa ucraniano declaró que debido a la divulgación de varias imágenes publicadas en redes sociales de militares prorrusos jóvenes, desconcertados, sin armas y capturados, intentan sensibilizar a la población rusa.

Ustedes, madres, serán recibidas y serán llevadas donde se les devolverá a sus hijos. A diferencia de los fascistas de Putin, nosotros los ucranianos no estamos haciendo la guerra contra las madres y sus hijos capturados”, señaló el Ministerio de Defensa ucraniano, tras informar que abrieron líneas telefónicas y de correo electrónico para que las familias rusas reciban información de sus hijos, hermanos, parejas.

Mamá, papá, no quería venir aquí. Me obligaron”, dice llorando un soldado ruso que luego de ser detenido por militares ucranianos logró llamar a su familia en Rusia, en un video que fue publicado por el gobierno ucraniano de Volodomyr Zelensky.

En una segunda grabación, un joven ruso con traje militar con un teléfono en la mano señala: “¿Hola, hola, mamá? ¿Me reconociste? Estoy en el territorio de Ucrania. Me han detenido, pero estoy bien. Llegué aquí sin saber cuál era la misión. No imaginé lo que sucedería aquí. Vinimos aquí con el pretexto de hacer ejercicios militares. No planeábamos hacer la guerra a Ucrania”, lamenta ante la presencia de autoridades

Según The New York Times, ante el aumento de presión algunas unidades rusas completas han depuesto las armas sin luchar contra la defensa ucraniana, en otros casos, los mismos soldados han perforado deliberadamente los depósitos de bencina de los tanques para evitar adentrarse en Ucrania. Esto explicaría por qué el convoy de vehículos blindados rusos, que fue captado por los satélites, están avanzando lentamente hacia Kiev, en un intento por “reagrupar y repensar” la estrategia militar a los más de 150 mil militares enviados al conflicto bélico.

Muchos de estos soldados rusos enviados a Ucrania son reclutas, nunca antes habían estado en combate, a algunos de los cuales creemos que ni siquiera se les dijo que iban a estar en combate”, declaró anónimamente un funcionario del Pentágono tras reportes de inteligencia, con testimonios de soldados rusos apresados e interceptaciones de comunicaciones.

El secretario de Defensa británico, Ben Wallace, coincide con la versión estadounidense y declaró que tienen información de que Rusia está sufriendo “pérdidas significativas”. “Las tropas rusas tienen un número significativo de días de retraso y, como vemos el convoy blindado al norte de Kiev, no se ha movido muy lejos. Los grandes grupos de militares al aire libre son vulnerables tanto a la artillería como a los ataques aéreos”, declaró Wallace.