Al juez Mathieu Chanlatte se le asignó el lunes el caso del asesinato de Jovenel Moïse, un mes después de que el presidente fuera asesinado por sicarios en su habitación el 7 de julio.

REDACCIÓN.- El juez recién designado para realizar las investigaciones sobre el asesinato del presidente Jovenel Moïse, Mathieu Chanlatte, informó este viernes que se retira del caso por "razones personales".

Abandona el caso en apenas 36 horas después de que su jefe de gabinete, Ernst Lafortune, fuera asesinado el miércoles por la noche mientras volvía a su casa del trabajo, en el último y desagradable giro de la turbia investigación sobre el magnicidio.

Al juez Mathieu Chanlatte se le asignó el lunes el caso del asesinato de Jovenel Moïse, un mes después de que el presidente fuera asesinado por sicarios en su habitación el 7 de julio.

Esa noche Lafortune acababa de mantener una "animada discusión" con el juez Chanlatte, según informó la Asociación Nacional de Secretarios Judiciales de Haití en un comunicado.

Lafortune fue abandonado por personas no identificadas en un hospital con los brazos rotos y la garganta cortada, y posteriormente fue declarado muerto.

 "¿Es una coincidencia que esté muerto? Míralo: no es una coincidencia", dijo un compañero de Lafortune a The Wall St Journal. "Es una señal clara que demuestra que un secretario judicial no puede trabajar en este caso", añadió, diciendo que los funcionarios judiciales haitianos carecen de seguridad.
Fuente: Univision