Mohammed Hamzah Khan

CHICAGO.- Una jueza federal postergó hoy hasta el 21 de octubre su decisión sobre el pedido de fianza para el joven detenido por el FBI en el aeropuerto O'Hare de Chicago cuando iba a viajar al extranjero supuestamente para unirse al grupo yihadista Estado Islámico (EI) que opera en Irak y Siria.

En una breve vista realizada por la mañana en la corte del Distrito Norte de Illinois, la jueza Susan Cox decidió que Mohammed Hamzah Khan, de 19 años y ciudadano norteamericano, continuará detenido en el Centro Penitenciario Metropolitano mientras se resuelve si ciertos documentos de la causa pueden ser revelados.

El abogado defensor, Tom Durkin, solicitó a la magistrada que todos los documentos del caso se presenten públicamente, mientras que la Fiscalía sostuvo que determinada información debe permanecer sellada.

Durkin afirmó que existirían evidencias en el caso que demostrarían que el joven no cometió los delitos de los que se le acusan.

"La evidencia demuestra que es una persona muy sincera y dedicada, y no creo que fuera a proveer ayuda a terroristas", expresó en la audiencia.

Khan, que ha sido acusado de intentar dar apoyo material a una organización terrorista extranjera, compareció ante la audiencia con un traje color naranja y rodeado por agentes del Servicio Federal de Alguaciles.

El joven fue detenido "sin incidentes", según indicó en su momento el Departamento de Justicia en un comunicado, el pasado sábado en el aeropuerto internacional O'Hare, en Chicago (Illinois), cuando se disponía a viajar a Viena rumbo a Estambul (Turquía).

Agentes del FBI interrogaron en el aeropuerto durante tres horas al sospechoso, que indicó que había conocido a una persona en internet que le dio el teléfono de otra en Estambul que, a su vez, le iba a llevar a un área dominada por el EI.

Khan tenía previsto permanecer en el territorio donde opera el EI y su objetivo era estar involucrado en algún tipo de "servicio público", como trabajo humanitario, o también en algún puesto de combate.

Mientras Khan pasaba por los procesos de seguridad en el aeropuerto, los agentes federales registraron su vivienda y recuperaron varias cartas y documentos, aparentemente escritos por él o por otras personas, en los que expresaban su apoyo al EI.