La Oficina del Defensor Público de Broward hizo la solicitud a pesar de que su propio experto, un consultor de jurados que estudia los efectos de la publicidad en los juicios, no recomendó el cierre de las vistas judiciales que se celebren.

REDACCIÓN.- La magistrada de Florida Elizabeth Scherer, encargada del caso contra el joven Nikolas Cruz, el autor confeso de la matanza en una escuela secundaria de Florida (EE.UU.) que se cobró 17 vidas, rechazó este martes la petición para que el juicio se celebre a puerta cerrada y sin las presencia de los medios.

Scherer denegó la petición presentada por la defensa de Cruz, de 22 años, para que las audiencias en un tribunal del condado de Broward, al norte de Miami, se celebren sin público ni presencia de medios de comunicación.

El argumento de la solicitud por parte del equipo de letrados se fundamentaba en que un juicio a puerta abierta generaba una "publicidad" que podía "contaminar a los futuros miembros del jurado" y perjudicar el desarrollo de un "juicio justo e imparcial" para Cruz, recogió el diario The Miami Herald.

La Oficina del Defensor Público de Broward hizo la solicitud a pesar de que su propio experto, un consultor de jurados que estudia los efectos de la publicidad en los juicios, no recomendó el cierre de las vistas judiciales que se celebren.

La Fiscalía va a pedir la pena capital para el joven y la defensa ha dicho repetidamente que Cruz está dispuesto a declararse culpable para ser condenado a cadena perpetua y no a muerte.

El joven fue detenido el mismo día del tiroteo (el 14 de febrero de 2018) y confesó a la Policía haber disparado con un fusil de asalto AR-15 a quienes encontró a su paso en el instituto Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, localidad a unas 46 millas (75 km) al norte de Miami.

Cruz había recibido tratamiento psiquiátrico durante un tiempo en una clínica antes de la matanza en el centro que acabó con la vida de 17 personas y dejó otros 17 heridos, el tiroteo más mortífero de Florida perpetrado en una escuela.