El pasado 27 de junio otro juez de Luisiana suspendió la prohibición del aborto en este estado y el 28 hizo lo mismo un juez de Texas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La Justicia decidió este viernes que se pueda seguir abortando en el estado de Kentucky (EE.UU.) mientras dure el juicio en que se decidirá si la prohibición de esta práctica por parte de las autoridades estatales es legal.

El pasado 30 de junio, el juez Mitch Perry había atendido la petición de las dos organizaciones con clínicas en Louisville que practicaban interrupciones voluntarias, EMW Women's Surgical Center y Planned Parenthood, y había suspendido la prohibición con carácter temporal.

Ahora, sin embargo, desaparece este carácter temporal, y se podrán seguir practicando abortos por lo menos hasta que se conozca el resultado del juicio.

Kentucky activó la prohibición al aborto nada más hacerse pública la decisión del Tribunal Supremo de derogar la protección de este derecho en Estados Unidos.

Fue uno de los nueve estados que tenía ya lista la prohibición del aborto para cuando saliera el fallo del Supremo, y que fue por tanto efectiva el pasado 24 de junio.

El pasado 27 de junio otro juez de Luisiana suspendió la prohibición del aborto en este estado y el 28 hizo lo mismo un juez de Texas.

Hay otros litigios abiertos en el país y promovidos por las organizaciones que defienden los derechos reproductivos de la mujer que tratan de impedir la prohibición total al aborto que defienden muchos estados conservadores.