Los jueces de este tribunal concluyen en su fallo que el Gobierno estadounidense ha ofrecido suficientes garantías de que Assange recibirá el trato adecuado para proteger su salud mental.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El exjuez español Baltasar Garzón, coordinador de la defensa internacional de Julian Assange, mostró este viernes su "más profundo desacuerdo" con la decisión del Tribunal de Apelación de Londres de avalar la extradición de su cliente a Estados Unidos, tal y como solicita ese país, y aseguró que "agotarán todos los recursos".

El Tribunal de Apelación londinense dio hoy la razón a Estados Unidos en su recurso contra un fallo del pasado enero en el que se denegaba la extradición del activista de WikiLeaks por riesgo de suicidio.

Los jueces de este tribunal concluyen en su fallo que el Gobierno estadounidense ha ofrecido suficientes garantías de que Assange recibirá el trato adecuado para proteger su salud mental, por lo que puede ser extraditado.

Esta decisión "consuma la persecución política desencadenada por Estados Unidos contra WikiLeaks y Julian Assange por haber denunciado hechos gravísimos que afectaban a la seguridad de todos", señala Garzón en un comunicado de su despacho.

El exmagistrado asegura que la resolución del tribunal londinense, que piensan recurrir, "se pone en riesgo evidente la vida de nuestro patrocinado, por lo que agotaremos todos los recursos nacionales e internacionales para defender a quien no ha cometido delito alguno y ha resistido heroicamente y con coraje durante más de once años la persecución por defender la libertad de expresión y acceso a la información".

Estados Unidos reclama al australiano para juzgarle por 18 delitos de espionaje e intrusión informática tras las revelaciones de su portal WikiLeaks, que, entre otras cosas, expuso abusos de ese país en las guerras de Irak y Afganistán.

Según la defensa, las acusaciones, que dice que pueden acarrear hasta 175 años de cárcel, están políticamente motivadas y, si acaban en condena, sería un precedente catastrófico para la libertad de prensa.