A las 21.00 GMT Víctor estaba a cerca de 540 millas (870 km) al sur de las islas de Cabo Verde y presentaba vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h).

MIAMI.- La depresión tropical número 20 formada este miércoles en el Atlántico este tropical se convirtió en las últimas horas en la tormenta Víctor, y se prevé se vuelva un huracán en un par de días, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU.

A las 21.00 GMT Víctor estaba a cerca de 540 millas (870 km) al sur de las islas de Cabo Verde y presentaba vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h).

Se mueve en dirección oeste-noroeste a 13 millas por hora (20 km/h) y se espera que este movimiento continúe durante los próximos días, seguido de un giro hacia el noroeste.

Los vientos máximos sostenidos van a tener un fortalecimiento continuo y se espera que la tormenta tropical se convierta en huracán en un día o dos.

El NHC indicó que no hay vigilancias ni avisos costeros en efecto por esta tormenta, que por ahora no entraña peligro para tierra, como ocurre con el huracán Sam, de categoría 4 de la escala Saffir-Simpson (del 1 al 5), que se está moviendo hacia el noroeste, y se ubica a 385 millas (620 km) al este-noreste de las islas de Sotavento.

No está previsto que el potente Sam, con vientos sostenidos de 130 millas por hora (215 km/h), toque tierra al menos en la trayectoria pronosticada por el NHC.

Las marejadas generadas por Sam van a impactar en las Antillas Menores durante los próximos días y se espera que alcancen las islas Bermudas y las Bahamas en un par de días y luego se extiendan a través de la costa este de los Estados Unidos a finales de esta semana.

Estas marejadas pueden causar condiciones de resacas y corrientes marinas amenazantes a la vida, según el NHC.

En lo que va de este año se han formado siete huracanes en la cuenca atlántica: Elsa, Grace, Henri, Ida, Larry, Nicholas y Sam. De ellos Grace, Ida, Larry y Sam alcanzaron una categoría mayor, 3 o más en la escala Saffir-Simpson.