Con más de 4.200 nuevos fallecimientos en tan solo un día, el país asiático notificó un nuevo máximo histórico en sus cifras y suma ya un total de 254.197 muertos, según los datos del Ministerio de Salud indio.

NUEVA DELHI.- La India batió este miércoles un nuevo récord de muertes en un día por la covid-19, con 4.205 fallecidos, y ya supera los 250.000 muertos desde que se inició la pandemia.

El número de contagios en las últimas 24 horas de esta segunda ola superó los 348.000.

Con más de 4.200 nuevos fallecimientos en tan solo un día, el país asiático notificó un nuevo máximo histórico en sus cifras y suma ya un total de 254.197 muertos, según los datos del Ministerio de Salud indio.

La India registró además una ligera subida respecto a ayer, que llegó a bajar hasta los 330.000 contagios, con un total de 348.421 nuevos positivos que ya alcanzan los 23,3 millones desde el inicio de la pandemia, unos datos que solo supera Estados Unidos.

Por su parte, el número de test PCR para la detección del SARS-CoV-2 creció hasta los 1,8 millones en la última jornada.

El número de casos activos se mantiene en los 3,7 millones y la tasa de positividad ronda el 17,5 %, un signo que muestra la gravedad de la pandemia en la India, aunque ha mejorado desde el 22,2 % de hace tan solo cuatro días.

Según la Organización Mundial de la Salud, la pandemia se encuentra bajo control en un país si la tasa de positividad está por debajo del umbral del 5 %.

Las muertes se concentran en el estado occidental de Maharashtra, el más golpeado por la covid, donde se contabilizaron un total de 793 decesos, mientras los casos volvieron a superar la barrera de los 40.000.

El estado meridional de Karnataka y el sureño de Kerala notificaron también algunos de los datos más altos del país, con 39.510 y 37.290 contagios, respectivamente.

Kerala, de hecho, celebró hace semanas junto a otras cuatro regiones indias unas elecciones legislativas muy controvertidas por las aglomeraciones que se crearon durante los mítines electorales, donde se podía ver a grandes masas de simpatizantes sin mascarilla y sin guardar las distancias de seguridad.

Nueva Delhi, una de las ciudades más castigadas por la falta de oxígeno en los hospitales para tratar a los pacientes con coronavirus más graves, contabilizó 12.480 nuevos contagios y 347 decesos en la pasada jornada.

La campaña de vacunación que se inició el pasado enero y que es vista por las autoridades indias como la única esperanza para aliviar el auge de contagios del país, tampoco experimentó grandes cambios, al administrarse 2,4 millones de dosis en las últimas 24 horas.

Hasta el momento, el país suma un total de 175,2 millones de beneficiarios de los dos sueros que se fabrican en el país: Covishield, de Astrazeneca, y Covaxin, del Instituto Serum de la India (SII); además de la vacuna rusa Sputnik V.

Estas cifras todavía no logran, sin embargo, atisbar el objetivo inicial del Gobierno de inocular a 300 millones de personas antes del mes de julio, debido a una falta de vacunas que ralentiza el ritmo de vacunación en este país de 1.350 millones de habitantes.