Las agencias de inteligencia de EE.UU. acusaron este martes a Rusia e Irán de haber intentado interferir en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 y revelaron que Cuba, Venezuela y la milicia chií libanesa Hizbulá también trataron de influir en el proceso, aunque su efecto fue más limitado.

ESTADOS UNIDOS.-Las agencias de inteligencia de EE.UU. acusaron este martes a Rusia e Irán de haber intentado interferir en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 y revelaron que Cuba, Venezuela y la milicia chií libanesa Hizbulá también trataron de influir en el proceso, aunque su efecto fue más limitado.


En un informe de 15 páginas, todas las agencias de inteligencia de EE.UU., incluida la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en inglés), también concluyen que el Gobierno chino "no desplegó esfuerzos de interferencia" porque creía que el riesgo de interferir y ser descubierto era mayor que cualquier beneficio.