Tras conocer la sentencia de este jueves, la viuda del músico, Luciana Nogueira, afirmó que el resultado se trata de "una sensación muy grande de deber cumplido".

Río de Janeiro.- La Justicia Militar de Brasil condenó este jueves a ocho militares que dispararon al menos 257 veces contra un vehículo y mataron a dos civiles.

Por tres votos a dos, el Consejo Especial de Justicia, formado por la jueza civil Mariana Aquino y cuatro jueces militares, condenó a los ocho militares por las muertes del músico Evaldo Rosa dos Santos y del recolector de reciclables Luciano Macedo, quienes fueron tiroteados en 2019 durante una acción del Ejército en la zona oeste de Río de Janeiro.

Otros cuatro militares que participaron en la operación, pero que no efectuaron disparos, fueron absueltos.

Los doce acusados fueron considerados inocentes de las acusaciones de omisión de socorro.

De acuerdo con la decisión de los magistrados, anunciada a primera hora de este jueves, el teniente Ítalo da Silva Nunes, quien estaba al frente de la acción, fue condenado a 31 años y seis meses de prisión, mientras que los otros siete militares recibieron una pena de 28 años de reclusión cada uno.

Brasil se conmocionó cuando, a inicios de abril de 2019, el músico Evaldo Rosa dos Santos se dirigía a una fiesta infantil al lado de su esposa, su hijo de entonces 7 años, su suegro y una amiga de la familia, y fueron sorprendidos por la ráfaga de disparos de un contingente de soldados del Ejército que realizaba una operación en el barrio de Guadalupe.

En el suceso, el músico falleció inmediatamente, mientras que el basurero, que intentó socorrerle, quedó gravemente herido y murió días después en un hospital de la capital fluminense.

De acuerdo con las investigaciones, los militares dispararon al menos 257 veces, de los que al menos 80 tiros alcanzaron el vehículo de Evaldo Rosa dos Santos.

Ante la conmoción que se adueñó del país, el propio presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien es capitán de la reserva del Ejército, llegó entonces a lamentar lo ocurrido, aunque afirmó que se trató de un hecho aislado y que "el Ejército no mató a nadie".

Tras conocer la sentencia de este jueves, la viuda del músico, Luciana Nogueira, afirmó que el resultado se trata de "una sensación muy grande de deber cumplido".

"¡Cómo es satisfactorio poder llegar a casa y dar esa noticia a mi hijo!", afirmó emocionada.

Por su parte, la viuda del recolector muerto, Dayana Fernandes, se dijo "satisfecha y aliviada" aunque aseguró sentir una "gran tristeza por tener que recordar todo una vez más".