Las primeras alertas fueron planteadas por las autoridades del hospital, quienes denunciaron dos muertes en las que encontraron inconsistencias.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Madres y familiares de bebés fallecidos de forma sospechosa en el Hospital Materno Neonatal de la provincia argentina de Córdoba se manifestaron este martes para exigir explicaciones frente a la institución donde presuntamente ocurrieron los hechos que conmocionan a la sociedad cordobesa.

El fiscal del caso, Raúl Garzón, investiga las muertes de por lo menos cinco bebés ocurridas en forma sospechosa entre finales de marzo y junio pasados, en un caso en el que no se descarta mala praxis ni intencionalidad.

Las primeras alertas fueron planteadas por las autoridades del hospital —que el Ministerio de Salud cordobés informó que preventivamente apartó de su cargo—, quienes denunciaron dos muertes en las que encontraron inconsistencias.

Luego, un ciudadano puso en conocimiento de la Justicia que existían más muertes sospechosas, informó el fiscal a los medios.

El caso se encuentra hoy en secreto de sumario, informó el Gobierno cordobés. El fiscal espera la evaluación médica de los antecedentes y el servicio de salud del Hospital Materno Neonatal se desarrolla con normalidad, informó la Fiscalía.

El Gobierno de Córdoba se constituyó como querellante y se puso a “disposición total” de brindar cualquier elemento que requiera la Fiscalía mientras brinda asistencia de acompañamiento a los familiares, según informó el domingo.

Vanesa, la madre de un bebé fallecido el 18 de marzo pasado, consideró "una burla" que el Gobierno provincial se constituya como querellante: "Nos da mucha impotencia porque son uno de los que tienen que salir a dar explicaciones", dijo llorando a Eldoce.tv en la marcha frente al hospital.

Por ser el primer caso, Vanesa se fue pensando que “fue una desgracia”, pero “las cosas cambiaron” y señaló que podría “haberse evitado la muerte de otros bebés”.

Los familiares portaban carteles que decían “Justicia y verdad”, “Queremos respuestas”, “Justicia por todos los angelitos”, “No al silencio cómplice”.

“Desde acá tendríamos que haber salido con nuestros hijos”, insistió Vanesa.