ROMA.- El nuevo frente polar que afecta este sábado a Italia causa graves problemas sobre todo en el centro del país, donde las intensas nevadas han dejado incomunicadas a cientos de poblaciones.

Como estaba previsto, la nieve también cayó sobre Roma, aunque no fue tan intensa como se esperaba y desde esta mañana circulan sin problemas los medios de transporte público.

Las bajas temperaturas han provocado la cancelación de 60 vuelos (20 de salida y 40 de llegada) desde el aeropuerto romano Leonardo da Vinci (Fiumicino) debido a la formación de hielo en las alas del los aviones, mientras que otra decena de vuelos también fueron cancelados en el otro aeropuerto de la capital, Ciampino.

Las situaciones más críticas se registran en las regiones centrales de Umbria y Las Marcas, donde nieva desde hace 48 horas y esta mañana se registran tormentas de nieve.

Ciudades como Urbino y decenas de localidades se encuentran incomunicadas después de que en las últimas horas hayan caído cerca dos metros de nieve.

También en Emilia Romagna sigue nevando sin pausa y en localidades como Valderichia, en provincia de Rimini, sus 159 habitantes tuvieron que abandonar sus casas y ser alojados en hoteles ante el peligro de derrumbes debido a la acumulación de nieve.

El frente polar sigue causando víctimas y a las cerca de 40 de los pasados días se suma la muerte por frío de una persona en Cagliari (Cerdeña), mientras que hubo dos fallecimientos en Las Marcas y Los Abruzzos debido a que las ambulancias en las que viajaban se quedaron bloqueadas en la carretera.

La gestora de las autopistas italianas, Autostrade, explica que la circulación es lenta, pero sin demasiados problemas, en los 1.300 kilómetros afectados por las cerca 30 horas de incesantes nevadas.

Hay disponibles 1.200 vehículos para quitar la nieve y esparcir la sal por las autopistas afectadas, añadió Autostrade.

Según las previsiones meteorológicas de Protección Civil el frío durará durante toda la jornada de mañana y el tiempo empezará a mejorar a partir del lunes.