PUERTO PRÍNCIPE, Haití.- El jefe de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), el chileno Mariano Fernández, expresó este viernes su "viva preocupación" por la dimisión del primer ministro haitiano, Garry Conille.

Fernández, quien saludó a través de un comunicado la contribución de Conille al proceso de estabilización del empobrecido país antillano, subrayó que su renuncia va en detrimento de la nación en un momento en el que la población empieza un camino hacia la reconstrucción, el crecimiento económico y el fortalecimiento de las instituciones del estado derecho.

El diplomático llamó a las autoridades haitianas "a privilegiar y a mantener un clima armonioso y propicio para la estabilización democrática de Haití y para el relanzamiento económico".

Asimismo, exhortó a designar "lo antes posible" un nuevo primer ministro para evitar nuevos retrasos en la adopción de los elementos prioritarios para la estabilización política como la aprobación por parte del Parlamento del presupuesto nacional.