El portugués, en su discurso de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, criticó con dureza la falta de solidaridad en este ámbito y la destacó como un reflejo de los grandes problemas del mundo actual.

Naciones Unidas.- La desigualdad en la vacunación contra la covid-19, con países ricos que han inmunizado ya a la mayoría de su población mientras más de un 90 por ciento de África espera aún su primera dosis, supone una "obscenidad" y un fracaso ético, según denunció este martes el jefe de la ONU, António Guterres.

El portugués, en su discurso de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, criticó con dureza la falta de solidaridad en este ámbito y la destacó como un reflejo de los grandes problemas del mundo actual.

"De un lado vemos vacunas desarrolladas en tiempo récord, una victoria de la ciencia y del ingenio humano. Del otro, vemos un triunfo arruinado por la tragedia de la falta de voluntad política, el egoísmo y la desconfianza", señaló Guterres.