Fuente externa: @Daily_Express

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La Policía ha cortado las calles aledañas al edificio de la ciudad británica de Smallfield, donde se encuentra un hombre armado con una pistola. La localidad se encuentra situada entre la capital del país, Londres, y el aeropuerto de Gatwick.

La Policía de Smallfield pide a los vecinos que permanezcan en sus casas mientras dure la alerta. Según una vecina, alrededor de 200 agentes armados se han personado en el lugar.

Según testigos, además de varios agentes también apareció en el lugar un helicóptero policial, agentes armados con fusiles de asalto, y un vehículo de unidad de Armas y Tácticas Especiales (SWAT), informan medios locales.

Algunos vecinos creen que podría tratarse de una operación antidrogas.

Según la Policía del Condado de Surrey, los agentes recibieron la orden de registrar la casa, donde había un hombre con un arma de fuego. Los agentes pidieron apoyo al Servicio Aéreo Policía Nacional y acordonaron las calles, pidiendo a los residentes que no salgan de sus casas.