El equipo de investigadores trabaja actualmente en el puente, mientras que los especialistas ferroviarios ya han abandonado el lugar y están listos para reparar el puente.

REDACCION INTERNACIONAL.- Rusia denunció hoy un "acto de sabotaje" en un puente ferroviario que colapsó parcialmente en la región de Kursk, fronteriza con Ucrania, y ha abierto un caso penal, señaló el gobernador, Román Starvoit.

En su cuenta de Telegram señaló que "lamentablemente se ha confirmado que fue un sabotaje", si bien no dijo quién o quiénes lo cometieron.

"Las autoridades y especialistas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad lo investigarán", escribió.

El equipo de investigadores trabaja actualmente en el puente, mientras que los especialistas ferroviarios ya han abandonado el lugar y están listos para reparar el puente, dijo el gobernador.

Esta línea ferroviaria es utilizada por trenes de carga y nadie resultó herido, aseguró.

En la región de Kursk está en vigor el nivel amarillo (alto) de peligro terrorista desde el 11 de abril.