El Pontífice fue infiltrado por un problema en los ligamentos y ha aparecido públicamente en silla de ruedas.

REDACCIÓN.-   El Papa Francisco ha aplazado su viaje a la República Democrática del Congo y a Sudán del Sur, previsto entre el 2 y el 7 de julio, debido a los problemas que arrastra en su rodilla derecha, según ha informado el Vaticano. Se trata de una decisión tomada por prescripción médica ante el problema de ligamentos y de desgaste del cartílago que arrastra en la rodilla derecha y que le ha obligado a usar silla de ruedas para sus desplazamientos en el Vaticano.

«Aceptando la petición de los médicos, y para no anular los resultados de las terapias que ha implantado en la rodilla y que aún se están desarrollando, el Santo Padre se ha visto obligado, con pesar, a aplazar el viaje apostólico a la República Democrática del Congo y a Sudán del Sur previsto del 2 al 7 de julio, a una nueva fecha por definir», señala la Santa Sede.