También se permitirá la entrada a los ciudadanos de aquellos países con una incidencia acumulada en 14 días de 75 casos por cada 100.000 habitantes.

BRUSELAS.- La Unión Europea (UE) aprobará formalmente este jueves la apertura de las fronteras a los viajeros de terceros países completamente vacunados o de aquellos con una situación epidemiológica favorable, aseguraron a EFE fuentes europeas.

En concreto, se permitirá la entrada de aquellas personas que se hayan vacunado con los fármacos autorizados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) -que a día de hoy son la de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen-, así como las aceptadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las que también se encuentra la china Sinopharm.

Los viajeros deberán demostrar que se han inoculado el fármaco 14 días antes de entrar a territorio comunitario y, según el acuerdo alcanzado hoy por los países de la UE, las personas vacunadas ya no tendrán que someterse a algunas de las restricciones actuales a la movilidad.

También se permitirá la entrada a los ciudadanos de aquellos países con una incidencia acumulada en 14 días de 75 casos por cada 100.000 habitantes.

No obstante, se implantará un "freno de emergencia" para poder luchar contra la variantes del SARS-CoV-2, de tal forma que si una de ellas se detecta en un tercer país, la UE deberá restringir los viajes.

Actualmente, se permite la entrada a los viajeros de siete países terceros: Israel, Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur y Tailandia, mientras que los desplazamientos desde China están sujetos a la reciprocidad de Pekín.

Mientras tanto, las negociaciones entre las instituciones europeas para aprobar el certificado digital que facilite los viajes entre los ciudadanos de la UE siguen en curso, con el objetivo de que entre en vigor en junio

El Parlamento Europeo pidió ayer que se utilicen fondos europeos para financiar las pruebas PCR a los ciudadanos que no se hayan podido vacunar y necesiten hacerse el test para poder viajar.

Este jueves está previsto que los negociadores del Parlamento y del Consejo celebren su cuarta reunión para tratar de pactar la versión definitiva del certificado del covid-19.