"Hemos decidido utilizar nuestras capacidades para dar armas, armas letales, asistencia letal al Ejército ucraniano"

Bruselas-  La Unión Europa (UE) acordó este domingo, por primera vez en su historia, organizar y financiar, con 500 millones de euros, el aprovisionamiento de armas en una guerra en un país tercero, en este caso la que libra Ucrania contra el invasor ruso.

"Hemos decidido utilizar nuestras capacidades para dar armas, armas letales, asistencia letal al Ejército ucraniano, por valor de 450 millones de paquete de apoyo, y 50 millones más para suministros no letales, como combustible y equipos de protección", anunció el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una rueda de prensa al término de una videconferencia de ministros comunitarios del ramo.

Éstos llegaron a un acuerdo político a fin de utilizar la Facilidad Europea para la Paz (FEP) para financiar equipos militares en su mayoría letales, pero también no letales y material médico, en apoyo de Ucrania.

Ese fondo, que empezó a funcionar en 2021 y que en siete años contará con 5.000 millones de euros, está al margen del presupuesto comunitario y se nutre de aportaciones de los Estados miembros.

Los ministros también acordaron hoy sancionar a otra veintena de oligarcas, políticos y altos directivos de empresas que apoyan el régimen del presidente ruso, Vladímir Putin, así como cerrar el espacio aéreo de la UE a los vuelos rusos.

Igualmente, acordaron excluir a varios bancos rusos del sistema de pagos interbancarios SWIFT, así como formalizar la paralización de las transacciones con el Banco Central de Rusia y vetar las transmisiones de medios prorrusos como Russia Today o Sputnik, acusados de difundir desinformación y mensajes “tóxicos”.

Las medidas se irán adoptando legalmente en las próximas horas, en procedimiento escrito -ya que la reunión de los ministros hoy por videoconferencia tiene un carácter informal- y, a continuación, entrarán en vigor en cuanto sean publicadas en el Diario Oficial de la UE.

Terminó el tabú

Borrell aseguró antes de reunirse el Consejo que “otro tabú ha caído, que la UE no daba armas en una guerra”.

“Sí, lo estamos haciendo, porque esta guerra requiere nuestra implicación en apoyo del Ejército ucraniano”, terció.

Borrell destacó que es “la primera vez en la historia” que la UE financiará conjuntamente este tipo de equipos, para lo que estuvo “todo el mundo de acuerdo o, al menos, no obstruyó esta decisión”.

Fuentes comunitarias señalaron que algunos países podían tener algún “problema” con que el dinero de ese fondo sufragara armas.

El jefe de la diplomacia comunitaria también explicó que Polonia, país limítrofe con Ucrania, se ha ofrecido como centro logístico para reunir los equipos antes de su entrega a los ucranianos, y agregó que mañana lunes los ministros de Defensa comunitarios se reunirán para abordar los detalles.

Borrell aseguró que, incluso, van a proporcionar “cazas de combate” que el Ejército de Ucrania pueda operar.

Hasta ahora, diferentes Estados miembros estaban facilitando apoyo militar a Kiev así como ayuda no letal, pero a través de la iniciativa que hoy han acordado se podrán organizar y financiar las entregas a través del FEP e, incluso, con la posibilidad de que queden cubiertas a modo retroactivo las que se han hecho desde principios de año a Ucrania, indicaron fuentes comunitarias.

Según dijeron, la cifra de 500 millones de euros que se ha asignado en esta ocasión es también “histórica”.

El año pasado, la UE presupuestó 31 millones para Ucrania a cargo de ese fondo, para hospitales de campaña y equipos médicos, equipos de desminado e ingeniería, movilidad terrestre, activos logísticos y ciberdefensa.

Contando con ese montante, la UE utilizó en 2021 cerca de 260 millones de euros en apoyo también de Moldavia, Georgia, Bosnia-Herzegovina, Mali, Mozambique y la Unión Africana.

Defensa de Europa

Borrell elogió que Alemania haya dado un giro a su política de defensa y haya anunciado un incremento del gasto militar.

“Hay algunos países que han comprendido ahora que, si quieres evitar la guerra, tienes que estar preparado para resistir a quienes quieren utilizar la guerra para imponer su orden por encima de la independencia y la libertad de otros países”, comentó.

Preguntado por si la activación de la alerta de la disuasión nuclear de Rusia ante las sanciones que le está imponiendo Occidente trastoca los planes de los europeos, Borrell afirmó que “todo el mundo está al corriente de esta amenaza, pero eso no nos quita de hacer lo que tenemos que hacer”.

“Nos tememos que Rusia no se va a detener en Ucrania”, señaló Borrell, y apuntó a sus ambiciones propagandísticas en Moldavia -que anunció que va a visitar próximamente- y Georgia e, incluso, los Balcanes Occidentales.