ROMA, Italia.- Las condiciones de vida a bordo del crucero "Costa Allegra", que a causa de un incendio se encuentra sin corriente eléctrica y está siendo remolcado, "son difíciles porque no hay electricidad y hace un calor sofocante con 30 grados en el exterior, pero dentro debe de ser todavía peor".

Así lo declaró el capitán de la nave de pesca de altura "Trevignon" que remolca al "Costa Allegra", Alain Derveute, en una breve entrevista hoy al canal de televisión italiano Tgcom24, en la que aseguró que "la navegación es fatigosa, a pesar de que las corrientes son favorables, el mar está calmo y se procede a una velocidad de cerca de cinco nudos".

Derveute explicó que se turnan entre dos personas el mando del timón del pesquero: "Por seguridad hemos decidido excluir el piloto automático", dijo.

"Al crucero llega un helicóptero dos o tres veces al día y depositan los contenedores que llevan artículos de primera necesidad", refirió.

El capitán explicó que son conscientes de que se trata "de aguas batidas por piratas, pero los pasajeros están seguros porque a bordo de 'Costa Allegra' hay militares embarcados".

"Es un hecho excepcional y no me había ocurrido nunca una cosa similar", sostuvo.

Por otro lado, la Guardia Costera italiana confirmó que ya están a bordo los técnicos y el personal administrativo enviados por la naviera Costa Cruceros para intentar reparar el problema que ha bloqueado los motores del buque y que estudiarán la posibilidad de volver a activar, aunque sea de manera parcial, los propulsores, lo que aceleraría la llegada a puerto.

Los recién llegados al crucero a bordo de una nave militar de las Seychelles portan una generador de emergencia y asistirán también a los pasajeros.

Los 627 pasajeros del crucero "Costa Allegra" se lavan con agua mineral y se alimentan de comidas frías, como fruta, salchichón y queso, además del pan que les procura a diario el helicóptero de la compañía, informó Costa Cruceros.

La propietaria de "Costa Allegra", aseguró que el horario de llegada a la isla de Mahé, la mayor del archipiélago de las Seychelles, está sujeto a variaciones en función de la velocidad y de la condiciones del tiempo y del mar, aunque está previsto que llegue mañana, 1 de marzo, a la 09.00 hora local (04.30 GMT).

En Mahé, según comunicó Costa Cruceros, se encuentra un equipo de 14 personas de la naviera que dará asistencia a los 627 pasajeros (entre ellos 15 españoles, dos brasileños y un uruguayo), que serán alojados en hoteles en espera de poder ser repatriados.

Para la llegada de los pasajeros se han reservados 600 puestos en aviones para su repatriación y 400 habitaciones de hotel.

El incendio en el "Costa Allegra", con ocho puentes y 399 camarotes, se ha producido un mes y medio después del naufragio del "Costa Concordia", también propiedad de Costa Cruceros, acaecido frente a la isla italiana de Giglio y que dejó un balance de 25 muertos y siete desaparecidos.