Por ello, Van-Tam pidió a la población que acepte una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid cuando la Sanidad ofrezca este tercer preparado, así como la vacuna contra la gripe.

Londres.- El aumento del número de muertos por la covid-19 en el Reino Unido, a pesar del amplio plan de vacunación, muestra que "la infección está ahora empezando a penetrar en los grupos de personas mayores", dijo este miércoles el subdirector médico de la Sanidad en Inglaterra, Jonathan Van-Tam.

El experto, una de las personalidades médicas más destacadas del país durante la pandemia, hizo esta observación en una sesión de preguntas y respuestas con el público organizada por Radio 4 de la BBC y el programa de televisión BBC Breakfast.

En el último mes, los contagios en el país han ascendido y, según las últimas cifras oficiales, el Reino Unido registró ayer 33.865 nuevos contagios y otras 293 muertes por covid.

"Las muertes están aumentando", insistió Van-Tam, que pidió a la gente ser cautelosa porque se presentan unos meses muy difíciles, aunque se mostró más optimista de cara a la próxima primavera.

Después de semanas de ascenso, el número de hospitalizaciones no se ha visto incrementado en los últimos cuatro días y habrá que esperar un poco más para conocer la evolución de la epidemia, añadió.

"Esto me dice que tenemos que esperar un poco más para ver (qué pasa). Esta pueda ser una pausa antes de que las cosas aumenten, puede ser la primera señal de que las cosas han empezado a estabilizarse", resaltó.

"Pero mi preocupación es que las muertes están aumentando y esto muestra que la infección está ahora empezando a penetrar en los grupos de personas mayores", alertó el subdirector médico.

Por ello, Van-Tam pidió a la población que acepte una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid cuando la Sanidad ofrezca este tercer preparado, así como la vacuna contra la gripe.

El Reino Unido ha dispuesto un programa de vacunación con una tercera dosis para los mayores de 50 años, después de que varios estudios indicasen que la protección que ofrecen los preparados empieza a disminuir seis meses después de la segunda dosis.