El ministro del Interior, Patricio Carrillo, detalló que el enfrentamiento ha sido entre los reclusos de los pabellones 3 y 4.

REDACCIÓN.-  Una quincena de guardias penitenciarios que se encontraban retenidos durante un nuevo motín acontecido este viernes en la Penitenciaria del Litoral, la mayor cárcel de Ecuador, fueron liberados tras el ingreso al recinto penitenciario de fuerzas especiales de la Policía para tratar de recuperar el control de la prisión.

También fue evacuado un grupo de familiares de presos que se encontraba de visita dentro de la cárcel en el momento que se inició en el enfrentamiento, según las informaciones suministradas por el servicio nacional penitenciario (SNAI), encargado de administrar y custodiar las prisiones ecuatorianas.

El SNAI reporta de momento tres heridos, de ellos dos reclusos y un guardia penitenciario, quienes recibieron oportuna atención médica.

Sobre las 19.00 hora local (00:00 GMT del sábado 3 de septiembre) comenzó un fuerte enfrentamiento entre reclusos de la Penitenciaria del Litoral, que el año pasado ya fue el epicentro de la crisis carcelaria que vive Ecuador desde 2020, con una serie de sanguinarias matanzas entre reos.

Desde los exteriores de la cárcel, ubicada a las afueras de Guayaquil, la segunda ciudad más grande de Ecuador y capital de la costera provincia de Guayas, se escucharon fuertes ráfagas de disparos procedentes del interior de los pabellones, según los videos publicados en redes sociales por distintos testigos.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, detalló que el enfrentamiento ha sido entre los reclusos de los pabellones 3 y 4.

En la Penitenciaria del Litoral se han producido las masacres más grandes de la crisis carcelaria que vive Ecuador desde 2020, en la que han sido asesinados desde entonces más de 400 presos en diversas matanzas entre bandas rivales que se disputan el control interno de las prisiones.

Solo el 28 de septiembre de 2021 fueron asesinados 123 reclusos en la Penitenciaria del Litoral, la mayor masacre carcelaria de la historia de Ecuador, con un baño de sangre y pilas de cuerpos mutilados y decapitados que tuvo su continuación el 12 de noviembre, día en el que fueron asesinados otros 65 presos.

Actualmente la Penitenciaria del Litoral alberga a cerca de 6.800 personas privadas de libertad, en una instalación con capacidad para 5.246, lo que implica un hacinamiento del 29 %.