Los equipos de búsqueda y rescate y los bomberos planearon trabajar las 24 horas del día durante los próximos días para tratar de encontrar más sobrevivientes

ESTADOS UNIDOS.- Un hombre paseaba a su perro. Otro se despertó con «una explosión increíble» solo para descubrir polvo y escombros fuera de su apartamento en un tercer piso.

 

Cuando parte del edificio de apartamentos Champlain Towers South de 12 pisos en Surfside, Florida, se derrumbó la madrugada del jueves, dejó un montón de escombros donde alguna vez estuvieron las residencias junto a la playa.

 

Se confirmó que cuatro personas habían muerto y más de 150 personas estaban desaparecidas, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

 

Los equipos de búsqueda y rescate y los bomberos planearon trabajar las 24 horas del día durante los próximos días para tratar de encontrar más sobrevivientes.

 

Esto es lo que algunos testigos dicen que vieron y escucharon después del colapso del edificio.

 

Barry Cohen dijo que estaba profundamente dormido cuando lo despertó un estruendo que pensó que era una tormenta eléctrica alrededor de la 1:30 am del jueves.

 

 

«Me di cuenta de que no se detuvo. Simplemente continuó durante 30 segundos», dijo Cohen a WPLG, afiliada de CNN.

 

Cuando Cohen se levantó y abrió la puerta de su apartamento, donde ha vivido durante dos años, «había una enorme pila de escombros y polvo, solo destrozos fue todo lo que pude pensar».

 

Entonces Cohen y su esposa bajaron las escaleras, pero no pudieron abrir la puerta que daba al exterior porque algo de acero se había doblado en la puerta, dijo.

 

Fueron al sótano y al estacionamiento, pero había polvo por todas partes y el agua «salía por las tuberías del techo». El agua ya le llegaba a las pantorrillas, dijo.

 

La pareja regresó a su apartamento y gritó pidiendo ayuda desde su balcón, según Cohen.

 

«Le gritaba a la policía de Surfside que me identificara porque era un ex vicealcalde de Surfside», dijo Cohen. «Yo estaba gritando y chillando al departamento de bomberos para que nos llevaran el camión de gancho y escalera para que pudiéramos salir de allí».

 

Algunos de sus vecinos se unieron a ellos en el balcón.

 

«Pensé que el edificio era inestable», dijo Cohen. «Me preocupaba que se hundiera por completo».

 

Nicholas Balboa dijo que estaba paseando a su perro cerca cuando ocurrió el desastre.

 

Pensando que era imposible que alguien hubiera sobrevivido, Balboa dijo que se dirigió a la parte trasera del edificio, donde escuchó la voz de un niño que venía de los escombros.

 

«Un niño pequeño, no podría haber sido más que un preadolescente», le dijo Balboa a Victor Blackwell de CNN.

 

«Entonces vi un brazo sobresaliendo de los escombros, y él estaba gritando, ‘¿Me puedes ver?'»

 

Balboa dijo que él y otra persona intentaron liberar al niño, pero los escombros eran demasiado pesados.

 

«Solo gritaba: ‘No me dejes, no me dejes, no me dejes'».

 

Balboa pudo hacer una señal a un agente de policía usando la linterna de su teléfono. Los rescatistas llegaron y sacaron al niño.