Foto de Archivo

LONDRES, Inglaterra.- El primer ministro británico, David Cameron, pidió este lunes a aerolíneas y compañías de internet una mayor colaboración con el Gobierno para evitar que jóvenes radicalizados viajen a Oriente Medio para unirse a grupos yihadistas.

El jefe del Gobierno británico anunció en el Parlamento que responsables de los ministerios de Interior y de Transportes se reunirán en los próximos días con responsables de aerolíneas para establecer protocolos "proporcionados" para evitar que adolescentes abandonen el Reino Unido para sumarse al Estado Islámico (EI).

Según Cameron, las compañías aéreas deben identificar a quienes podrían estar en esa situación e informar a las fuerzas de seguridad para que eviten los viajes.

Las compañías de internet, además, tienen que estar a la altura de su "responsabilidad social" eliminando contenido yihadista y mejorando la cooperación con las autoridades sobre comunicaciones entre extremistas y jóvenes "vulnerables" a la radicalización, dijo Cameron.

El jefe del Gobierno hizo ese llamamiento mientras la policía británica trata de localizar a tres chicas de entre 15 y 16 años que aprovecharon las vacaciones escolares en su instituto londinense para viajar a Turquía, desde donde presumiblemente tratan de cruzar la frontera siria.

Cameron mostró su preocupación por el hecho de que tres menores sin acompañantes fueran capaces de embarcar en un vuelo hacia Estambul sin que la compañía les hiciera pregunta alguna.