El barco, que había realizado ocho rescates, el último el 24 de diciembre, había solicitado de forma reiterada un puerto en el que poder desembarcar a estas personas.

ITALIA.- Los 558 migrantes rescatados en el Mediterráneo central en los últimos días por el barco humanitario Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras (MSF), han empezado ya a desembarcar hoy en el puerto siciliano de Augusta (sur), confirmaron a Efe fuentes de la organización.

Explicaron que ya están en tierra más de la mitad de los socorridos, pero el desembarco completo durará varias horas. Se ha dado prioridad en bajar a los menores no acompañados y a los migrantes que presentaban condiciones de salud más delicadas.

El barco, que había realizado ocho rescates, el último el 24 de diciembre, había solicitado de forma reiterada un puerto en el que poder desembarcar a estas personas, entre las que hay una mujer en avanzado estado de gestación, de ocho meses, y varios menores no acompañados.

"Después de vivir experiencias traumáticas y violentas, los migrantes que rescatamos en el mar finalmente desembarcan en el puerto seguro de Augusta", escribió la organización en las redes sociales.

En el mar todavía espera el barco de la organización Sea Watch con 440 migrantes a bordo, entre ellos varias mujeres y niños.

"Quinto día de espera para desembarcar en un puerto seguro a las 440 personas a bordo del barco Sea Watch 3, entre ellos hay muchos niños. Nuestras existencias de leche en polvo y pañales para bebés se están acabando. Necesitan y tienen derecho a un puerto lo antes posible", escribió la ONG.

En los últimos días varias personas tuvieron que ser evacuadas de la embarcación a hospitales en tierra firme, entre ellas dos mujeres embarazadas, la hija de tres años de una de ellas y un hombre con problemas médicos y su hijo.