Tesla atribuyó el aumento de los ingresos a un mayor número de entregas de vehículos, así como al "crecimiento de otras partes del negocio".

Washington.- Los beneficios netos de Tesla aumentaron un 389 % en el tercer trimestre del año a 1.618 millones de dólares, lo que coloca la cifra en los nueve primeros meses de 2021 en 3.198 millones de dólares, informó este miércoles el fabricante de vehículos eléctricos.

La empresa tuvo unos ingresos récord en el tercer trimestre de 13.757 millones de dólares, a pesar de la crisis de semiconductores que afecta al resto de fabricantes de automóviles del mundo y que ha provocado la caída de su producción y beneficios.

Tesla atribuyó el aumento de los ingresos a un mayor número de entregas de vehículos, así como al "crecimiento de otras partes del negocio".

La compañía generó en el tercer trimestre 894 millones de dólares de su negocio de generación y almacenaje de energía. En lo que va de año, este concepto ha supuesto a Tesla 2.738 millones de dólares de ingresos.

El aumento de los ingresos también se produjo pese a que el precio medio de venta de vehículos cayó un 6 % en el tercer trimestre por la "reducción de la mezcla del Modelo S y Modelo X" debido a la renovación de los modelos.

En el tercer trimestre, Tesla produjo 8.941 unidades de los Modelo S y X, y 228.882 de los Modelo 3 y Y. En total la compañía produjo 237.882 vehículos, un 64 % más que en el tercer trimestre de 2020.

Las entregas fueron un 73 % superiores a las de hace un año: 9.275 de unidades de los Modelo S y X y 232.025 de los Modelo 3 y Y.

Tesla señaló que su resultado bruto de explotación (EBITDA) ajustado fue de 3.203 millones de dólares en el tercer trimestre, un 77 % más que hace un año.

La compañía alcanzó un margen de operación del 14,6 %, que supera la guía a medio plazo que la propia Tesla se había establecido.

Aunque Tesla reconoció que la escasez de chips y los problemas logísticos han afectado la producción, apuntó que "la cadena de suministro, y los equipos de ingeniería y producción han estado lidiando con estos desafíos globales con ingenio, agilidad y flexibilidad que no tienen igual en el sector del automóvil".

Al final del tercer trimestre, la compañía mantenía un efectivo y equivalentes por valor de 16.065 millones de dólares, un 11 % más que hace un año.