La situación se ve agravada por las altas temperaturas registradas estos días y que perdurarán hasta finales de mes con picos de hasta 42 grados.

ROMA.- Los incendios se extienden por Italia, donde las autoridades tuvieron que intervenir hoy por aire en 25 fuegos debido a sus grandes dimensiones, mientras aumentan la ola de calor y la extrema sequía que vive el país y que agravan la situación.

En las últimas 24 horas, Protección Civil, que coordina las operaciones de extinción, tuvo que apoyar por aire al personal de tierra en 25 grandes incendios, logrando apagar 11 de ellos aunque las labores de extinción continúan, según el último boletín.

Los más preocupantes son los focos de las colinas de Massarosa, cerca de Lucca en la Toscana (norte), donde se han quemado 868 hectáreas y ha causado la evacuación de 1.000 personas, y el fuego activo en la meseta del Carso, en la frontera de Eslovenia, donde se ha extendido debido a los fuertes vientos.

El alcalde de Trieste, municipio cercano al incendio, avisó de que se podía dar un corte de la electricidad y del agua, una posibilidad que la empresa de suministración energética Acegas redujo, afirmando que en caso de que el fuego afectase la red eléctrica "no llevaría a una suspensión inmediata del servicio hidríco".

La situación se ve agravada por las altas temperaturas registradas estos días y que perdurarán hasta finales de mes con picos de hasta 42 grados y noches donde se rozarán los 27 grados.

Este jueves 14 grandes ciudades italianas activaron el máximo nivel de emergencia, entre ellas la capital italiana, Bolonia, Florencia (centro), Génova, Milán y Turín (norte), según el último boletín del Ministerio de Sanidad.

Asimismo, la sequía sin precedentes en las últimas siete décadas, sobre todo en la zona norte del país y en la cuenca del Po, su principal río, dificulta los labores de extinción y deja los campos más secos y vulnerables a posibles fuegos.

Sin embargo, las autoridades recordaron que "la mayor parte de los incendios forestales es causada por comportamientos superficiales y a menudo dolosos" por lo que pidió la colaboración ciudadana, especialmente ante "las condiciones climáticas adversas previstas".