Las empresas han trabajado con el gobierno desde el inicio de la invasión de Ucrania para hacer que un embargo sea posible desde un punto de vista práctico, señaló.

Berlín.- La Asociación Federal de la Industria Alemana (BDI) expresó este miércoles su apoyo a la propuesta de la Comisión Europea (CE) para un embargo del petróleo ruso, medida que, según expresó, tendrá un "duro impacto" para Moscú.

"Para el Estado ruso la venta de petróleo es la principal fuente de ingresos," declaró el presidente de la BDI, Siegfried Russwurm, en un comunicado, en el que calificó un posible embargo de "medida extraordinariamente drástica".

Las empresas han trabajado con el gobierno desde el inicio de la invasión de Ucrania para hacer que un embargo sea posible desde un punto de vista práctico, señaló.

"En vista de la agresión rusa hacen falta sanciones inconfundibles, precisas y posibles de mantener de forma duradera, que castiguen más al agresor que a nosotros, los europeos," añadió Russwurm.

El presidente de la BDI destacó que el petróleo ruso es fácil de sustituir en el mercado mundial, aunque eso está conectado con costes adicionales y retos logísticos.

"La fase de transición propuesta por la Comisión es el camino adecuado," concluyó, y explicó que los precios de la energía probablemente seguirán subiendo, por lo que el gobierno debe apoyar al sector para mantener la competitividad y proteger a los ciudadanos.