Redacción internacional.-  Gracias a un criollo los taxistas de Nueva York no tendrán que realizar test de inglés para obtener sus licencias.

La ley entró en vigor esta semana en la Gran Manzana y elimina barreras para que todos los inmigrantes puedan trabajar en la ciudad.