"Se ha allanado el terreno para la formación del nuevo gobierno, que se anunciará muy pronto, en unos días", agregó.

REDACCIÓN.- Los talibanes afirmaron este miércoles que casi han concluido las rondas de consultas para la formación del nuevo Gobierno, por lo que esperan que en los próximos días podrán anunciar a los dirigentes que tomarán el mando de Afganistán.

"Se han completado las discusiones, intercambios de opiniones y consultas del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) sobre la formación de un nuevo Gobierno", aseguró a Efe el portavoz de los islamistas Bilal Karimi.

"Se ha allanado el terreno para la formación del nuevo gobierno, que se anunciará muy pronto, en unos días", agregó.

El portavoz adelantó que hasta el momento la información sobre los nombramientos, en particular sobre la lista de ministros que van a formar parte del nuevo Ejecutivo afgano, no está completa.

"Tenemos que esperar ese anuncio", insistió y remarcó que aún no está claro quién será el jefe de este nuevo Gobierno.

Existen rumores de que el mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador de los talibanes y el jefe de la oficina política de los insurgentes en Catar, pueda ser el próximo presidente de Afganistán, y que el actual líder de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada, esté por encima como una especie de líder espiritual supremo del país.

"El mulá Hibatullah Akhundzada es actualmente el líder del Emirato Islámico, pero será prematuro decir quién dirigirá el nuevo Gobierno", dijo.

Lo que sí quiso dejar claro el portavoz, es que el nuevo Gobierno va a estar dirigido por los talibanes.

Los esfuerzos para la formación de un nueva Administración para el país se aceleraron tras la salida en la noche del pasado lunes del último avión de las fuerzas estadounidenses, y ahora los afganos tienen plena independencia para anunciar su nuevo Gobierno, señaló.

Tras casi dos décadas de ocupación estadounidense, los talibanes tomaron el poder de Kabul el pasado 15 de agosto, culminando una rápida ofensiva que les llevó a controlar las capitales de 33 de las 34 provincias afganas en apenas diez días.

Desde entonces, los combatientes han asegurado en varias ocasiones su intención de formar un Gobierno islámico "inclusivo", que represente a todas las tribus y etnias de Afganistán.