RÍO DE JANEIRO.- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que los cargos presentados por la Fiscalía en su contra 'tienen motivación política', carecen de respaldo jurídico y son una 'farsa', según un comunicado de sus abogados.

La Fiscalía acusó a Lula y a su esposa, Marisa Leticia, por corrupción pasiva, fraude documental y lavado de capitales, en una investigación sobre la propiedad de un apartamento de lujo en la playa de Guarujá, que el exgobernante niega poseer.