Tawainna Anderson presentó una demanda por homicidio culposo contra TikTok por permitir que el antiguo reto se popularice en su plataforma.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La red social TikTok es reconocida por viralizar retos que repiten los usuarios con el fin de obtener likes y llegar a más personas, sin embargo, algunos de estos "juegos" han ensombrecido a la plataforma, uno de ellos el “#BlackoutChallenge” (Desafío del apagón o del desmayo) ha sido el responsable de varias muertes de niños y jóvenes.

Tal es el caso de Nylah Anderson, una niña de 10 años que en diciembre pasado se convirtió en una de las víctimas mortales del supuesto juego y la razón de la demanda de su madre.

Tawainna Anderson presentó una demanda por homicidio culposo contra TikTok por permitir que el antiguo reto se popularice en su plataforma, además busca que otros padres también puedan hacer lo mismo.

En el "#BlackoutChallenge", los participantes se ahogan hasta perder el conocimiento y, pese a que ha encontrado en TikTok un medio para expanderse entre los jóvenes, el desafío se remonta a la década de 1930, según Games Adolescents Shouldn’t Play, o GASP, una organización fundada en 2005 específicamente para crear conciencia sobre los peligros del juego. Ha recibido muchos nombres a lo largo de los años, incluidos “flatliner”, “California High” y “the choking game”, pero siempre se ha hecho de la misma manera.

A pesar de la oscura data, la demanda de Anderson alega que es tremendamente irresponsable y, en última instancia, negligente que TikTok permita que esos videos proliferen en línea en la actualidad.

“Trágicamente, Nylah Anderson, es solo la última en una lista creciente de niños asesinados como resultado de la aplicación y el algoritmo de los demandados de TikTok”, dice la demanda, que fue compartida con medios de EEUU como VICE News.

La demanda se presentó contra TikTok y su empresa matriz ByteDance, Inc. en un tribunal de distrito de EE.UU. el jueves pasado.

Aunque no se sabe con precisión cuantos niños han muerto participando en los desfíos de TikTok, un informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos dice que al menos 82 niños y adolescentes con edades entre 6 y 19 años han muerto "jugando".

En 2021, unos cuatro niños muriero en todo el mundo, incluido un niño de Bethany, Oklahoma, en julio pasado, según la demanda.

Desde la ola de muertes de niños el año pasado, TikTok ya no permite a los usuarios encontrar contenido relacionado con el juego bajo el hashtag #Blackout y afirmó en respuesta a un requerimiento de NBC News que no es responsable de la creación de la tendencia mortal.

“Seguimos atentos a nuestro compromiso con la seguridad del usuario y eliminaríamos de inmediato el contenido relacionado si se encuentra”, dijo la compañía al medio. “Nuestro más sentido pésame para la familia por su trágica pérdida”.

El caso de Nylah Anderson

Tawainna Anderson descubió a su hija inconsciente dentro de un armario el pasado 7 de diciembre, la cual perdió la vida cinco días después, a pesar de los intentos de reanimación cardiopulmonar y de que los servicios de emergencia la llevaran de urgencia al hospital.

La demanda sostiene que el algoritmo de la red social determinó, en función de su demografía, que el desafío interesaría a Nylah y compartió videos relacionados en su página "Solo para ti".

“Nylah era mi hija, pero podría haber sido el hijo o la hija de cualquiera que se sintiera atraído a lo que ven en las redes sociales”, dijo Tawainna Anderson en un comunicado de prensa. “No podemos permitir que vuelva a suceder lo que le pasó a Nylah”.

Tawainna Anderson está pidiendo una compensación monetaria por su pérdida, así como el derecho de cualquier persona que haya perdido a un ser querido por este tipo de desafíos a la capacidad de demandar también.

#BlackoutChallenge,“Desafío del fuego”, Milkcrate y el “desafío Orbeez” son parte de los retos de TikTok que se han hecho virales pero han creado controversia por su nivel de riesgo, y que terminan siendo censurados o prohibidos en diferentes países del mundo.