Puerto Príncipe.- Decenas de manifestantes reclamaron en las calles de Puerto Príncipe la salida del presidente de Haití, René Préval, cuyo mandato debía finalizar, según la Constitución, pero permanecerá en el poder hasta mayo próximo en cumplimiento de una ley aprobada el año pasado.

"Llegó el día", gritaban los participantes en la manifestación, convocada por partidos y grupos de la oposición para el término del mandato de Préval.

La manifestación circuló en varias calles de la capital, pero no pudo llegar frente al palacio presidencial y fue dispersada por la policía que disparó gases lacrimógenos y practicó al menos tres arrestos, constataron periodistas.

El proceso electoral está todavía en curso y la segunda vuelta de los comicios está anunciada para el 20 de marzo próximo, mientras Préval se beneficia de una ley que votó el Parlamento el año pasado, que le permite prolongar su mandato hasta el 14 de mayo.

Durante el día se observaron signos de tensa calma en Puerto Príncipe, donde desconocidos intentaron poner barricadas de neumáticos incendiados en varias calles.

Los incendios fueron rápidamente extinguidos, pero el temor a la violencia causó que muchas personas permanecieran en sus casas.

Algunas escuelas decidieron cerrar sus puertas, aunque el ambiente lucía aparentemente tranquilo y hubo un tránsito muy fluido.

Varias agrupaciones políticas firmaron el 2 de febrero pasado un acuerdo para el establecimiento de un Gobierno provisional de 18 ministros y algunos secretarios de Estado.

Un Consejo de Estado de 30 miembros debería también configurarse con representantes de 10 departamentos de Haití.

La Presidencia de Haití la disputarán la ex primera dama Mirlande Manigat y el cantante y humorista Michel Martelly, según los datos oficiales de la primera vuelta de las elecciones celebrada el 28 de noviembre pasado