McDonald's Japón dijo que solo vendería el cubo de tamaño pequeño de papas durante una semana a partir del viernes para evitar la escasez.

Redacción Internacional.- La cadena de comida rápida McDonald's de Japón se vio obligada a racionar uno de sus productos más apetecido, las papas fritas, ante una caída en la importación del tubérculo por las inundaciones en Canadá y el impacto del covid-19.

McDonald's Japón dijo que solo vendería el cubo de tamaño pequeño de papas durante una semana a partir del viernes para evitar la escasez.

"Debido a las grandes inundaciones cerca del puerto de Vancouver (...) y los problemas en la cadena de abastecimiento causados por la pandemia del coronavirus, hay atrasos en el envío de papas", dijo la cadena el martes en un comunicado.

Agregó que la empresa ha tomado medidas para asegurar que los clientes puedan comprar papas pese a las dificultades por tener "un abastecimiento estable de materia prima".

Entre tanto, la escasez de semiconductores provocada por la pandemia continúa afectando a los gigantes automotrices como la japonesa Toyota, que anunció cortes en la producción debido a la crisis.