"Las bebidas embotelladas y los batidos están temporalmente fuera de la oferta en nuestros restaurantes" de Gran Bretaña, recalcó el portavoz, que agradeció la "paciencia" de sus clientes.

Londres.- La cadena de comida rápida McDonald's informó este martes de que sus 1,250 locales en Inglaterra, Escocia y Gales se han quedado sin batidos y sin refrescos embotellados ante la falta de suministros.

La industria alimentaria en el Reino Unido sufre tras el Brexit serios problemas para reclutar a trabajadores y, en particular, a transportistas, lo que provoca retrasos en la producción y la distribución.

"Como la mayoría de los minoristas, actualmente estamos experimentando algunos problemas de la cadena de suministros, lo que impacta en la disponibilidad de un número limitado de productos", dijo a los medios un portavoz de McDonald's.

"Las bebidas embotelladas y los batidos están temporalmente fuera de la oferta en nuestros restaurantes" de Gran Bretaña, recalcó el portavoz, que agradeció la "paciencia" de sus clientes.

La patronal británica de transportistas por carretera (Road Haulage Association) advirtió en julio de que existe un déficit de 100,000 conductores en el Reino Unido y exigió al Gobierno que facilite la contratación de trabajadores extranjeros.

Desde que se materializó el Brexit, el pasado 1 de enero, las empresas británicas no pueden emplear a comunitarios sin un visado de trabajo o bien con el estatus de "asentado" en el Reino Unido.

La pandemia ha empeorado la situación, según la patronal, dado que cerca de 30,000 exámenes de conducción para nuevos transportistas quedaron suspendidos el año pasado, lo que dificulta la contratación de personal local.

Además de McDonald's, otras cadenas de restauración en el Reino Unido, como KFC y Nando's han anunciado en las últimas semanas limitaciones en su oferta debido a los problemas de suministro.