Foto de archivo

NUEVA YORK, Estados Unidos.- Un médico que había trabajado en Guinea hasta mediados de mes fue ingresado este jueves en un hospital de Nueva York con fiebre y problemas gastrointestinales para ser sometido a la prueba de ébola, informaron fuentes oficiales.

El Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York dijo en un comunicado que los resultados preliminares de las pruebas se esperan para las próximas doce horas.

Fuentes oficiales citadas por The New York Times identificaron al paciente como Craig Spencer, que regularmente trabaja en el Hospital Presbiteriano de Nueva York, aunque no ha vuelto a ese centro sanitario desde que regresó de África Occidental.

El paciente fue ingresado en el hospital Bellevue, que encabeza la lista de ocho centros médicos que atienden posibles casos de esta epidemia. Había trabajado en Guinea hasta el 14 de octubre pasado, prestando servicios para Médicos Sin Fronteras.

La organización de asistencia dio cuenta del caso, sin precisar detalles sobre la identidad, pero dijo que una vez conoció que el médico tenía fiebre alertó a las autoridades sanitarias de Nueva York para que fuera ingresado en un hospital.

El trabajador fue trasladado al Bellevue por personal entrenado y equipado con los trajes especiales que se exigen para este tipo de casos, según un comunicado del Departamento de Salud.

Agregó que luego de consultar con el hospital y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta se decidió realizarle la prueba del ébola por su reciente viaje a África, el tipo de síntomas que tiene y su historial laboral.

También se evalúa al paciente para otras enfermedades, ya que los síntomas son compatibles con la salmonella, la malaria o alguna enfermedad estomacal.

"La ciudad de Nueva York está tomando todas las precauciones necesarias para asegurar la salud y seguridad de todos los neoyorquinos", afirmó el Departamento de Salud en el comunicado.

Como medida de precaución, los inspectores de enfermedades de la agencia sanitaria comenzaron este jueves a rastrear a todos los que estuvieron en contacto con el paciente para identificar a cualquiera que pudiera estar en potencial riesgo.

El Departamento de Salud señaló, además, que ha establecido los protocolos para identificar, notificar y, si es necesario, poner en cuarentena cualquier contacto con casos de ébola.

Igualmente, indicó que trabaja con las autoridades sanitarias locales, el equipo del Bellevue y el Departamento de Salud del estado para asegurar que todo el personal que cuida al paciente lo haga siguiendo los protocolos y normas de seguridad.

En agosto pasado, un paciente que ingresó en el hospital Monte Sinaí de la ciudad de Nueva York con síntomas parecidos dio negativo en la prueba de ébola.

Un caso parecido ocurrió recientemente en el vecino estado de Connecticut, con un estudiante de la Universidad de Yale que había estado de viaje en África Occidental, aunque los exámenes indicaron que no se había infectado con el virus.

Aun así, nueve personas en Connecticut están bajo observación, entre ellos tres estudiantes de la Universidad de Yale, según informaron las autoridades de salud de ese estado.