KIEV.- Doce cuerpos yacen en la recepción del hotel Ucrania de la plaza de Independencia (el Maidán), escenario de los violentos disturbios que se reanudaron hoy en el centro de Kiev, según constató hoy Efe.

Con anterioridad, otras fuentes habían informado de que los cadáveres en el hotel eran trece.

Mientras, las autoridades sanitarias ucranianas han confirmado solo 7 muertos, entre ellos dos policías.

Según comprobó Efe, los cadáveres, ocho de los cuales ya han sido identificados, están tapados con sábanas, y son custodiados por un grupo de médicos y personal sanitario que atienden a los manifestantes heridos.

Los activistas opositores aseguran que en los altos del hotel Ucrania actúa un francotirador que sería uno de los autores de los disparos contra los manifestantes.

Los heridos siguen llegando al hotel que se ha convertido en una especie de hospital de campaña para los activistas del Maidán.

Según el Ministerio de Salud, desde el inicio de los disturbios que estallaron el martes, han muerto un total de 35 personas en la capital ucraniana.

Centenares de opositores radicales hicieron retroceder esta mañana a las fuerzas antidisturbios que rodeaban la plaza de la Independencia.

Los manifestantes, pertrechados con cascos, escudos, palos y cocteles molotov, se hicieron con el control de la plaza Europa, junto al comienzo de la Grushevski, donde se encuentra la sede del Gobierno.

Los enfrentamientos siguieron a una noche de relativa calma en la capital ucraniana