Expertos noruegos anunciaron este jueves que creen que la reacción inmunológica de la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca es la causante de las trombosis que sufrieron tres sanitarios de su país.

ESTADOS UNIDOS.- Expertos noruegos anunciaron este jueves que creen que la reacción inmunológica de la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca es la causante de las trombosis que sufrieron tres sanitarios de su país.


El equipo médico del Hospital Universitario de Oslo que analiza estos tres casos ligó así la controvertida fórmula de AstraZeneca con los casos de trombosis reportados en varios vacunados, hechos que han provocado la suspensión del uso de este preparado en varios países europeos.


"Hemos hecho varios hallazgos que pueden explicar la evolución clínica de los pacientes. Esos hallazgos respaldan nuestra hipótesis de que los pacientes tuvieron una fuerte respuesta inmunológica que provocó la formación de anticuerpos, que pudo activar a su vez las plaquetas y causar los trombos", dijo en rueda de prensa Pål André Holme, jefe del equipo médico.


Los tres trabajadores, todos menores de 50 años, fueron ingresados el fin de semana con un cuadro clínico inusual que incluía una baja cantidad de plaquetas sanguíneas, coágulos en vasos sanguíneos pequeños y grandes y hemorragias, similar al encontrado en varios casos en otros países europeos, que han suspendido temporalmente la aplicación de la vacuna.


Las autoridades noruegas notificaron el lunes la muerte el día antes de uno de ellos, una mujer sin dolencias previas, mientras en Dinamarca ha fallecido otra mujer menor de 60 años con síntomas parecidos.


"No veo otra explicación posible por el momento", afirmó Holme, jefe de enfermedades sanguíneas del principal hospital noruego, quien resalta que se han encontrado anticuerpos específicos hallados también en otros casos médicos con anterioridad y todos causados por medicamentos.


Holme, que informó de que están investigando aún si los pacientes tenían enfermedades subyacentes, señaló que no han tenido contacto directo con la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que este jueves deberá informar del resultado de sus investigaciones sobre la vacuna de AstraZeneca.


Dinamarca fue el primer país europeo que suspendió hace una semana el uso de la vacuna, una decisión a la que se han ido sumando muchos países europeos, entre ellos Noruega, Alemania, España, Francia e Italia.


Holme rechazó no obstante dar su opinión sobre si debería prohibir el uso de la vacuna en Noruega y señaló que esa decisión correspondiente a las autoridades sanitarias.