Angela Merkel.

BERLÍN.- La canciller alemana, Angela Merkel, ratificó hoy el apoyo de Alemania a una alianza internacional contra los terroristas del Estado Islámico (EI) y la decisión de su Gobierno de incrementar la ayuda humanitaria para Irak y de enviar armamento y munición a las tropas kurdas.

"Todos nosotros, personas de todas las religiones, haremos frente a los extremistas e islamistas", manifestó Merkel al intervenir en el debate presupuestario sobre política general celebrado en el Bundestag (Cámara Baja alemana).

La canciller subrayó el acuerdo de Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y muchos países árabes para combatir al EI, una lucha que, advirtió, será larga.

Merkel afirmó que ya no hay "ninguna duda" de que la vida de los cristianos, los yazidíes y otras minorías en Irak está amenazada por el EI y respaldó la lucha contra un grupo que busca someter y "aniquilar" a través de la barbarie a quienes piensan diferente.

La lucha contra el EI, añadió, debe ser "decidida y cerrada" y Alemania quiere ayudar "en primera línea".

Recordó la decisión de su Ejecutivo de reforzar la ayuda humanitaria y de emergencia para atender a los desplazados en el norte de Irak y el acuerdo para armar a las tropas del Kurdistán iraquí, con acuerdo del Gobierno de Bagdad y en coordinación con los aliados internacionales.

Según señaló, el primer envío de material militar -cascos, chalecos antibala y equipos de detección y desactivación de minas- ha llegado ya con éxito a su destino, Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán, y a lo largo de septiembre se procederá a transportar a la zona el armamento y la munición acordados.