Cuba apunta a la Ley de Ajuste Cubano como un motivo para que los ciudadanos intenten llegar a Estados Unidos de forma irregular por tierra o mar.

La Habana.- México y Estados Unidos devolvieron este viernes a Cuba un grupo de 98 migrantes, con lo que la cantidad se eleva a 4,013 en lo que va de año, incluyendo los deportados desde Bahamas e Islas Caimán.

De México regresaron 24 cubanos y ya suman 1,363 los recibidos hasta el momento, según las autoridades migratorias cubanas citadas por la agencia estatal Prensa Latina.

En tanto, 74 cubanos fueron interceptados por la Guardia Costera de Estados Unidos. Con esto, la cantidad se eleva a un total de 2,388 en lo que va del año.

Datos del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos recogen que solo en los primeros ochos meses del actual año fiscal han llegado a ese territorio 140.602 migrantes procedentes de la isla.

La cifra supera al hasta ahora mayor éxodo de cubanos, en 1980, cuando 125.000 personas salieron por el puerto del Mariel en apenas siete meses.

Cuba apunta a la Ley de Ajuste Cubano como un motivo para que los ciudadanos intenten llegar a Estados Unidos de forma irregular por tierra o mar.

Esta legislación permite acceder a la residencia permanente en Estados Unidos a los cubanos que permanezcan al menos un año en su territorio.

También acusa a Estados Unidos de fomentar los flujos migratorios y de incumplir los acuerdos bilaterales en esa materia.

Los expertos vinculan el aumento de la salida de cubanos en primer lugar con la grave crisis económica que atraviesa la isla.