Jenny aseguró que el día que asesinaron al Presidente su hermano le escribió un mensaje vía WhatsApp, el cual recibió a las seis de la mañana.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Jenny Capador Giraldo se hizo dos promesas: traer el cuerpo de su hermano a Colombia y limpiar su nombre.

Jenny, es la hermana de Duberney Capador, de 40 años, el militar en retiro, que murió en medio de una operación de la Policía de Haití, el miércoles 7 de julio, señalado de haber participado en el asesinato del presidente de ese país, según publicó el medio de comunicación EL TIEMPO, de Colombia.

Jenny aseguró que el día que asesinaron al presidente su hermano le escribió un mensaje vía WhatsApp, el cual recibió a las seis de la mañana.

"Me decía que habían llegado tarde a proteger a la persona que tenían que cuidar, me imagino que era el presidente. Que la Policía los tenía acorralados y que él iba a tratar de mediar para que los escucharan", dijo a EL TIEMPO jenny.

Recuerda que su hermano le pidió que no fuera a preocupar a su mamá y que rezara por él. "Claro hermanito, ya mismo le prendo una velita a la Virgen", le respondió Jenny sin imaginarse que ese sería el último momento con su hermano.

Relata la mujer que ella misma le hizo la maleta  a su hermano el día que viajó - 6 de mayo - lleno de ilusiones del aeropuerto El Edén de Armenia a Bogotá.

Duberney Capador Giraldo

Duberney Capador aparece con la dotación que según su hermana, le dio la empresa de seguridad para la que fue a trabajar a Haití.

"Estaba feliz porque con ese dinerito extra le podría brindar un futuro a sus hijos y seguir ayudando a mi mamá, él la cuidaba. Mi hermano me dijo que le había salido un buen trabajo en Haití cuidando personas importantes a través de una empresa de seguridad", aseguró Jenny.

De acuerdo con la hermana de Capador, él viajo de Bogotá a Panamá y de allí a República Dominicana, lo hizo con tres compañeros, "llegó a un hotel cinco estrellas, estaba muy contento, estuvo cuatro días en República Dominicana y se fue a Puerto Príncipe".

Para Jenny su hermano era como modelo a seguir, ingresó al Ejército en 1999, después del terremoto de Armenia, ellos son de Génova, Quindio, y aman su tierra: "Me dijo me voy al Ejército, quiero ser un guerrero de mi Patria".

Duberney Capador llegó al grado de sargento viceprimero y pidió la baja en 2019. Su mamá vendió una casa y compraron una finca en Calarca, "allá vivían los dos, él estaba dedicado a mi mamá, ya había construido un galpón para las gallinas y un lago para peces", señaló Jenny.

Resalta la mujer que para el militar en retiro era una buena oportunidad laboral, a tal punto que decidió dejar a su mamá y familia, "él se fue para algo bueno, no para matar a ningún Presidente", puntualizó.

Señala Jenny que cuando su hermano llegó a Puerto Príncipe se enfermó por la comida, muy picante, y que a parte de ese estuvo contento: "hermana mucho calor y la comida muy picante, de resto bien. Pero yo me adapto porque me adapto", le dijo en una de sus constantes comunicaciones.

Para Jenny es claro que su hermano trabaja en una empresa de seguridad, las fotos son con el uniforme de dotación que les entregaron, "y nos están entrenando y capacitando, nos dieron el uniforme y dotación", le dijo Capador a su hermana.

Por eso, Jenny afirmó a este diario que "no voy a descansar hasta limpiar el nombre de mi hermano, él no es ningún mercenario, es un hombre de bien. Por eso, también pido ayuda para traer su cuerpo a Colombia y darle sepultura, mi mamá y él se lo merecen".

Jenny señaló que se enteró de la muerte de su hermano por los medios de comunicación y que hasta este momento nadie del Gobierno o de las autoridades los ha contactado, "necesitamos que nos ayuden", dijo.

"Yo voy a limpiar el nombre de mi viejito", reiteró.

Fuente: EL TIEMPO