La semana pasada, la FANB incautó materiales de guerra, explosivo C4, cordón detonante, mecha lenta, detonadores eléctricos, explosivo pentolita, armas y uniformes, en un campamento de narcotraficantes procedentes de Colombia.

Caracas.- Militares venezolanos desactivaron cuatro artefactos explosivos "improvisados" hallados en una población del estado Apure, fronterizo con Colombia, informó este miércoles el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Domingo Hernández Lárez.

En su cuenta en Twitter, el funcionario detalló que los cuatro artefactos fueron localizados por explosivistas de la FANB en el municipio Páez.

Hernández Lárez recordó que la Fuerza Armada continúa "en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico de grupos inescrupulosos que intentan" usar el territorio venezolano "como plataforma".

Además, dijo que los efectivos militares realizan inspecciones en el estado fronterizo para limpiarlo de explosivos, sembrados, según el comandante, por los "tancol", un acrónimo inventado por el Gobierno venezolano que no hace referencia a ninguna banda en específico y con el que se refieren a los "terroristas armados narcotraficantes colombianos".

"A pesar del peligro inminente intrínseco en su especialidad, los explosivistas de la FANB continúan, sin cesar, efectuando barridos de vías terrestres y áreas en el territorio apureño, liberándolo de artefactos explosivos sembrados por los 'tancol' para causar el terror en el pueblo", subrayó.

La semana pasada, la FANB incautó materiales de guerra, explosivo C4, cordón detonante, mecha lenta, detonadores eléctricos, explosivo pentolita, armas y uniformes, en un campamento de narcotraficantes procedentes de Colombia, en el estado Amazonas, fronterizo con el país andino y Brasil.

Recientemente, el funcionario aseguró que las incautaciones y la destrucción de infraestructuras para el narcotráfico se incrementaron gracias a un reforzamiento de la vigilancia de las fronteras terrestres con Colombia y Brasil, así como las marítimas con países como Aruba y Trinidad y Tobago mediante operativos contra los llamados "Tancol".