Foto de archivo

LUXEMBURGO, España.-El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó este lunes que Estados Unidos se enfrenta a las "mismas incertidumbres y dudas" que España en cuanto a la gestión del virus del ébola, ya que se trata de un "fenómeno nuevo" en estos países.

"Es un fenómeno nuevo aquí y en Estados Unidos, donde tienen las mismas dudas, y las mismas incertidumbres que tenemos nosotros las tienen ellos", dijo en rueda de prensa al término de un Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), en el que se abordó la gestión de esta crisis sanitaria.

García-Margallo señaló que así lo constató durante su visita la semana pasada a Nueva York para asistir a la votación en las Naciones Unidas en la que España fue nombrada miembro no permanente del Consejo de Seguridad de esa organización por dos años.

El ministro español mostró su satisfacción por que la auxiliar de enfermería contagiada de ébola en España, Teresa Romero, "haya salvado la vida", al ser preguntado por los planes del marido de la afectada, Javier Limón, de que irá a los tribunales para denunciar la "chapuza del ébola" en España, según sus palabras.

García-Margallo afirmó que las repatriaciones que hizo España de los dos misioneros afectados de ébola fueron "las primeras" en Europa y se llevaron a cabo "en un tiempo récord".

"En opinión de mis compañeros", apuntó, esa actuación "demuestra que el sistema de salud español está entre los mejores del mundo".

Resaltó que en Estados Unidos se hacen las mismas preguntas sobre "si los protocolos eran los adecuados, si se tomaron todas las precauciones" o "si los hospitales estaban preparados".

"Nada es perfecto", aseguró para añadir: "hay que preguntarse si algo ha fallado o no, pero en líneas generales lo que me transmiten mis compañeros es que la respuesta del sistema sanitario español ha sido más que satisfactoria".

García-Margallo también se declaró a favor de compartir los recursos como el suero sanguíneo con anticuerpos para combatir el ébola que han desarrollado los supervivientes a esa enfermedad, como puede ser el caso de Romero.

Los ministros de Exteriores de la UE ofrecieron hoy una mejor atención a los sanitarios que luchan contra el ébola en África, incluso cargar su repatriación a los fondos comunitarios, y plantearon el nombramiento de un coordinador europeo para gestionar los esfuerzos conjuntos.

Los ministros analizaron entre otros asuntos la gestión de la crisis del ébola, en particular cómo fomentar el envío de sanitarios y expertos a los países de África más afectados para detener la propagación del virus