Miles de ciudadanos españoles, con el rey Felipe VI a la cabeza, guardaron hoy un minuto de silencio en señal de dolor y protesta por los atentados de Cataluña

REDACCIÓN.-  Miles de ciudadanos españoles, con el rey Felipe VI a la cabeza, guardaron hoy un minuto de silencio en señal de dolor y protesta por los atentados de Cataluña de las últimas horas que causaron 14 muertos y un centenar de heridos.

Ayer, una furgoneta arrolló a los peatones que paseaban por La Rambla de Barcelona, una céntrica y concurrida calle de la ciudad, y provocó trece muertos y un centenar de heridos, muchos de ellos de gravedad.

De madrugada, los Mossos d'Esquadra (la policía autónoma de Cataluña) abatieron a cinco terroristas que protagonizaron otro atropello masivo en el Paseo Marítimo de Cambrils, una ciudad costera de Tarragona, al sur de Barcelona, que dejó en este caso cinco heridos y un muerto.

A la concentración de Barcelona, epicentro de los ataques, asistieron el rey Felipe VI y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que junto a otros líderes políticos acompañaron a las autoridades catalanas y a miles de ciudadanos.

El acto terminó con un largo aplauso y con el grito en catalán de "No tinc por" (no tengo miedo), que se extendió por toda la Plaza de Cataluña, ocupada por miles de ciudadanos.

En Madrid, a las puertas del Congreso de los Diputados se dieron cita la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y los portavoces de los grupos parlamentarios para condenar los ataques terroristas.