El asunto del whisky salió a la luz en la contabilidad anual que realiza el Departamento de Estado de los obsequios otorgados a funcionarios estadounidenses por gobiernos y líderes extranjeros.

WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos investiga la aparente desaparición de una botella de whisky de casi 6000 dólares que el gobierno de Japón le dio hace más de dos años al entonces secretario de Estado Mike Pompeo.

En un aviso publicado en el Federal Register, el diario oficial del gobierno, el Departamento de Estado dijo que no pudo encontrar rastros del paradero de la botella y que hay una “investigación en curso” sobre lo que sucedió con ella.

El asunto del whisky salió a la luz en la contabilidad anual que realiza el Departamento de Estado de los obsequios otorgados a funcionarios estadounidenses por gobiernos y líderes extranjeros.

La Oficina de Protocolo del Departamento debe registrar los regalos entregados a los funcionarios y realizar un seguimiento. Los destinatarios tienen la opción de entregar los obsequios de cierto valor a los Archivos Nacionales u otra entidad gubernamental o comprarlos para uso personal, reembolsando su valor al Departamento del Tesoro.

El whisky japonés estaba valuado en 5800 dólares y fue presentado a Pompeo en junio de 2019, presumiblemente cuando visitó Japón ese mes para una cumbre del G-20, a la que también asistió el entonces presidente Donald Trump. Pero a diferencia de otros obsequios, el Departamento dijo que no había constancia de qué pasó con la botella.

“El Departamento está investigando el asunto y tiene una investigación en curso”, dice el aviso del Federal Register, sin ofrecer detalles. Un representante de Pompeo dijo que el exsecretario “no tiene conocimiento del regalo y nadie se puso en contacto con él para investigarlo”.