Saki Sudo, de 25 años, fue acusada este miércoles del asesinato de Kosuke Nozaki, de 77 años, un millonario autoproclamado “Don Juan de Kishu”

JAPÓN.-Kosuke Nozaki es un empresario japonés que murió a los 77 años tras ser envenenado supuestamente por su esposa de 25 años. Este, logró su fortuna con una compañía de licores y la compra y venta de inmuebles, sin embargo, obtuvo fama por escribir en su autobiografía cómo había conquistado a más de 4 mil mujeres.

En lugar de coleccionar autos o yates, él prefería las citas con hermosas jóvenes, había gastado tres mil millones de yenes (27,5 millones de dólares). “La razón por la que gano dinero es por salir con mujeres atractivas”, rezaba un pasaje de su libro, publicado en 2016, cuyo título es Don Juan de Kishu, refiriéndose a la región de Japón en la que vivía.

“No me interesan los autos ni tampoco las casas. En cambio, tengo un deseo sin límites de mantener relaciones sexuales con bellas mujeres”, confesaba en el libro, que además incluía capítulos sobre cómo seducir a estudiantes universitarias y azafatas en aviones.

En entrevistas, el millonario había comentado que conoció a su esposa en el aeropuerto Haneda, en Tokio, donde tropezó adrede para que Sudo, quien dijo ser modelo, lo ayudara. Comenzaron a salir y rápidamente ella se volvió su favorita. Al casarse, le prometió proporcionarle una asignación mensual de un millón de yenes.

En una columna que Nozaki escribió para la web Gendai Business, en 2018, pocos meses antes de su muerte, dijo estar “seguro de ser feliz” al haberse casado con Sudo, a pesar de que le habían advertido que probablemente ella estaba con él por su dinero.

Nozaki se había casado anteriormente y se había divorciado dos veces y no tenía hijos, y su perro mascota, un perro salchicha en miniatura llamado Eve, fue su única compañera hasta que se casó por tercera vez, según el sitio web.

La muerte de Nozaki se produjo en un momento en que estaba invitando a sus conocidos al funeral de Eve en junio, después de que el perro muriera a principios de mayo.

La Policía japonesa detuvo este miércoles a Saki Sudo, la joven de 25 años, como presunta asesina de su esposo, Kosuke Nozaki, pocos meses después de contraer ambos matrimonio en 2018, informó el diario The Japan Times, citando fuentes policiales.