CARACAS, Venezuela.- Tras nueve días de haber sufrido un atentado a tiros, el exgobernador del estado venezolano de Apure (suroeste), Jesús Aguilarte, falleció este lunes en el hospital de la ciudad de Maracay, a unos 100 kilómetros de Caracas.

"El coronel, como llamábamos a Aguilarte, falleció como resultado de las múltiples heridas que le ocasionaron el sábado 24; a pesar de los esfuerzos de los médicos no se pudo recuperar", declaró a la televisión estatal el gobernador de Aragua, cuya capital es Maracay, Rafael Isea.

Cinco sospechosos del hecho, ocurrido en un restaurante de comida rápida y motivado por causas que se desconocen, se encuentran detenidos desde el pasado 31 de marzo, según informó ese día la Fiscalía General.

Aguilarte, que renunció a la gobernación de Apure hace un año alegando un problema de salud, recibió cuatro impactos de arma de fuego, dos en el rostro y dos en el tórax, de un desconocido que llegó junto a otro al restaurante de Maracay donde Aguilarte almorzaba junto a su esposa.

Los atacantes también hirieron a otro cliente del restaurante, de 27 años, aunque levemente, en tanto que la gravedad de las heridas de Aguilarte obligaron a someterlo a varias cirugías.

Pese a que Aguilarte renunció en febrero de 2011 debido a "problemas de salud", un mes antes el presidente del país, Hugo Chávez, quién lo recomendó para el cargo, criticó públicamente su gestión.

Wilmer Fernández, comisionado popular anticorrupción y militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) que lidera Chávez, dijo que Aguilarte se casó dos meses antes de su renuncia y realizó una pomposa fiesta cuando empleados y obreros de Apure protestaban por el atraso en el pago de sus sueldos